La lujuria tiene un festival. Por Maranta Rubiera

xplore (1)

 “Yo escribo, pero antes de eso, exploro.”

Maranta Rubiera es una entusiasta exploradora, nómada y escritora ( no podéis dejar de leer Hembra) y, como tal, nadie mejor que ella para sumergirse en las profundidades del Festival Xplore y contarnos en primera persona su experiencia. El Xplore es un festival de sexualidades alternativas que recoge tantas propuestas como diversa es la propia sexualidad donde la creatividad, la exploración, la comunicación y el arte son las herramientas y recursos para lograr un objetivo central: EL PLACER. Maranta se encuentra en estos momentos participando en el Xplore de Berlín…sus talleres están teniendo mucho éxito de asistencia y aceptación. Intentaré “liarla” para que monte alguno de ellos en Barcelona cuando pase por aquí jiji 😉 Enhorabuena Maranta!

xplore

 

“xPlore, festival de la lujuria”. El nombre me atrapó desde la primera vez que lo leí en alguna de mis navegaciones por la red. ¡Un festival entero dedicado a mi pecado capital favorito, wow! Han pasado varios años desde entonces, cuando me inscribí al evento llena de dudas y curiosidad. A pesar de una leve aprehensión inicial, no tardé mucho en darme cuenta de que el xPlore era como visitar un enorme parque de diversiones. Se trataba de un festival enfocado en sexualidad creativa, con más de 40 talleres que se desarrollaban durante tres días consecutivos bajo la insignia del sexo consensuado, seguro y positivo.

A través de los años no dejé de desplazarme por Europa para participar en el xPlore que se lleva a cabo cada verano en Berlín y en otras ciudades del continente que alojan el evento. Este año, además de la edición principal de Berlín, se realizó una edición especial en Roma del pasado 19 al 21 de junio, en la que tuve la suerte de participar por primera vez como presentadora llevando mis propuestas de respiración kinky a un buen grupo de inquietos exploradores. La sede del evento era simplemente espectacular: un hotel rural rodeado de verdes colinas y amplios espacios, con piscina y una luminosa sala redonda para talleres que desbordaba energía positiva.

¿Pero qué diablos se hace en un festival de la lujuria?, preguntarás. Pues empiezo por responder lo que NO se hace, que es más sencillo: en un xPlore no se bebe, ni se consume drogas, ni se pierde el control. Todas las actividades se realizan en plena conciencia y total responsabilidad. Y ahora intento responder a la pregunta: en un festival de la lujuria, cuyo lema es la inclusión y la diversidad, puedes encontrarte con cualquier tipo de talleres, para jugar, experimentar, danzar, llorar, explorar, masturbar, meditar, masajear, dominar, entregarse, acariciar, abrazar, penetrar, aceitar y muchos otros verbos entretenidos.

Las opciones son siempre demasiadas, y suele suceder que quisieras participar en más de un taller de los 3 o 4 que hay a disposición simultáneamente en cada segmento del día. A medida que pasan los días te vas integrando al grupo, vas jugueteando con personas diferentes, vas experimentando y aprendiendo. Son tres días cargados de sensaciones intensas, durante los cuales puedes pasar del amor a la ira, del placer al dolor, de la empatía a la maravilla, así como toda una gama de emociones complementarias. Al final terminas literalmente extenuadx. Regresas a casa con el cerebro un poco desencajado y te toma varios días aterrizar de vuelta en la realidad. No en vano el título del festival tiene que ver con “exploración”, se trata de una exploración muy profunda e intensa, de la cual no regresarás intactx.

Yo ya he logrado recomponer mi cerebro después de la edición romana y no veo la hora de que me vuelva a estallar en la edición de Berlín que se llevará a cabo dentro de poco en julio.

.Podéis seguir y contactar a Maranta en su web y por facebook: https://www.facebook.com/rubieramaranta?fref=ts http://marantarubiera.com/